Páginas vistas en total

martes, 5 de abril de 2016

Amarte profundamente.


¿Por qué cuando nos enamoramos, dejamos a un lado nuestras necesidades y elegimos darle prioridad/premiar/agradar/chiquear a la pareja con detalles, regalos y tiempo, que en ocasiones, a la otra persona ni siquiera se le ocurre hacer por nosotros?
Si ponemos un balance entre el doy y recibo. Recibo y doy en correspondencia... 
me sentiré amado y feliz cada día. Sin reclamos al otro. 
Porque ¿Cuántas veces nos quejamos que le di taaaaaaantoooo y nunca me correspondió?  
Y por otro lado.. Lo ame tanto, que yo me ponía en último lugar y el NUNCA lo valoró. 
La #FraseMatona es que...
Lo ame tanto (y me dejé de amar a mi), que YO lo ponía en primer lugar y NUNCA me valoré. 
Si tu no te amas, te valoras, te chiqueas, y es el ejemplo y enseñanza que vives, ¿Por qué crees que tu pareja/hijos/padres/amigos... van a valorarte como la prioridad? 
El único que puede hacer cambios eres tú. 
Eres único, irrepetible y valioso!
Y si tu te lo crees, lo vives y lo demuestras, TODO a tu alrededor te tratará así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario