Páginas vistas en total

domingo, 22 de enero de 2012

COMO CONVIVIR CON UN ADOLESCENTE Y NO MORIR EN EL INTENTO (parte uno)

Tengo 16 años trabajando como maestra y titular (coordinadora) en el nivel secundaria, considero mi profesión una forma de no sólo educar, sino trascender en cada joven que participa de una clase, porque mas allá de los contenidos académicos, esta la forma y los valores que día a día compartes con otros.

Cuando platico en qué nivel laboro, muchas personas me dicen…

-Qué horror!! Trabajas con adolescentes!!

Y de verdad, a mi me dan risa sus temores y puedo comprender su rechazo a convivir con ésta edad pues tienen características muy peculiares, pero POR FAVOR… TODOS fuimos ADOLESCENTES y vivimos un periodo hormonal en donde queríamos matar al de enfrente, nos hicieron pedazos y tuvimos conductas insufribles o fuimos rechazados por los adultos.

Ellos (como a cualquier edad) necesitan de nuestra comprensión, apoyo, cariño, escucha, respeto, aceptación y lo más importante nuestro ejemplo congruente de forma de vivir (se dice misa, pero se predica con el ejemplo).

Una de las definiciones de ADOLESCENCIA es la transición entre el infante y el adulto. Se trata de un cambio de cuerpo y mente, pero que no sólo acontece en el propio adolescente, sino que también se conjuga con su entorno.

Yo disfruto de mi trabajo, aprendo de ellos, me contagian sus ocurrencias, juventud, alegrías, cariño y por supuesto que en algún momento, algunos de ellos me expresan un total rechazo cuando les llamo la atención o aplico las consecuencias por alguna acción inadecuada que cometen, pero el secreto radica en no tomarlo personal, al rato se les olvida y tan amigos como siempre.

He aquí algunos consejos para convivir con los adolescentes que me han funcionado, espero sean de tu utilidad…

1.- Trátalos con RESPETO, no son tontos, no son malos, no son groseros, son personas como tu y como yo, que merecen tu comprensión y cariño y están experimentando nuevas conductas, sensaciones, lo que si es claro es que no puedes permitirles que a te falten el respeto ni se pongan a tu nivel, tu eres el adulto y ellos los adolescentes y no son iguales, no te pongas a su nivel.

2.- Escúchalos con atención, sus problemas son importantes y muchas veces son tan frágiles que se sienten morir por una situación que para ti se te hace tan sencilla o banal, aquí radica la confianza que ellos pueden depositar en ti y que es necesario que tu te des el tiempo para fortalecer la comunicación entre ambos.

3.- Nunca traiciones su confianza, si alguno te platica algo que debes comunicarlo a sus padres, dile directamente que esa información tendrás que decírselos por su bien y darle seguimiento, pero cuando el secreto no sea peligroso o preocupante guárdatelo para ti.

4.- Evita las etiquetas, cuando comentan un error (y lo harán muchas veces) corrígelos y aplica la consecuencia sin llamarles con un adjetivo o apodo que es hiriente o denigrante, ataca la acción inadecuada, pero no a la persona.

5.- Establecer límites claros de acuerdo al valor perdido y que las consecuencias positivas o negativas vayan de acuerdo a la acción, e ir de una consecuencia pequeña a una más grande. Es mejor hablar de consecuencias en lugar de castigos, esto fomenta la responsabilidad, si es necesario por la falta cometida o porque es reiterativo, escribe los acuerdos por escrito en comunión con tu pareja e informa al adolescente de las reglas en casa. Pero NO cambies las consecuencias porque fomenta el manipuleo y provoca que te tomen la medida, si dijiste que NO va a la fiesta.. pues no va.. ni se muere ni le pasa nada, que no te convenzan con lagrimas ni gritos ni portazos. Y que las consecuencias no afecten a los demás miembros de familia, piensa antes de establecerla, sin enojos ni gritos ni decisiones viscerales.

6.- Algunas reglas se pueden negociar, otras pueden ser flexibles y otras NO se cambian bajo ninguna circunstancia, esto se determina desde antes en base a los valores importantes en cada casa.

Esto es algo de lo que te puede ayudar y beneficiar en la relación con tu adolescente, hazlo tu aliado, no tu enemigo, aprende junto con él a ser un mejor padre, maestro, abuelo, tío…

La siguiente parte (si es necesaria) la escribiré en base a sus comentarios y preguntas que surjan a la lectura de éste escrito, gracias por leerme y gracias por darme la oportunidad de compartir un poco de lo que he conocido de éste maravilloso mundo del adolescente.

Y si tu eres adolescente… gracias por enseñarme a ser una mejor persona, realmente lo he aplicado con mis hijas y me ha funcionado de maravilla.

Esta canción aplica perfectamente para entender a los adolescentes:

http://www.youtube.com/watch?v=AvHYqwe4XIA


2 comentarios:

  1. Hermana como siempre leerte es una placer y pues ver como explicas las cosas y como nos dices las cosas con tus propias palabras me gusta mucho.
    Llegare a esa etapa de tener adolescentes y veré como va.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Excelente, Ana Mari!! Me surge una duda, ¿Que le contestas a un puberto que te dice que eres una mal ejemplo? (fumar, por decir algo; si él quiere fumar y no le das permiso y te dice que entoces porque le das ese ejemplo.... :s Besos!!

    ResponderEliminar